jueves, 31 de marzo de 2016

La camiseta número diez

En esta aventura que emprendimos hace poco más de dos años, he visto mucha gente abandonar el proyecto, y una de las razones más fuertes ha sido la incapacidad de entender o de identificar su rol en el engranaje del mismo.

Los seres humanos sin importar su género, traemos ese deseo innato de sobresalir, de liderar y de dejar algún tipo de huella. No obstante no todos podemos ser ese "macho o hembra alfa" en todas las ocasiones. Una cosa es clara: Si nosotros somos ese líder debemos imponernos, reclamar nuestro sitio, demostrando que poseemos la visión y las condiciones necesarias para desarrollar y ejecutar nuestro plan. No se puede titubear en esto, si somos los lideres, armamos nuestro equipo y este equipo nos debe respaldar.

Sin embargo, cuando nos damos a la tarea de emprender algo, en caso que la idea no sea nuestra y básicamente estemos apoyando o adoptamos un plan ajeno, deberíamos  estar muy claros del hecho que el líder y el desarrollador de ese proyecto, seguramente no seremos nosotros. Si lo somos y es nuestro proyecto ¡Felicitaciones ! ¡Tenemos un gran reto por delante! Pero si no lo somos y hemos decidido seguir en el equipo, es muy sano que definamos nuestro rol, valorando lo que esto conlleva en tema de derechos y responsabilidades.

Aunque pudiera parecer obvio, en mi experiencia he visto muchos socios peleando "la camiseta número diez". Camiseta que puede portar tan solo una persona. Aquí nace la disputa y como consecuencia de esta confrontación, la otra persona al final decide irse, o peor quedarse para entorpecer la operación. Este personaje que no logró imponer sus condiciones causa daño al equipo, sin meditar que quizás para lo que se está construyendo, sus condiciones lo habrían convertido en un magnífico número nueve por ejemplo.

Respeto a los que han decidido irse, fue su decisión y punto. Lo que me deja un sinsabor es el hecho de no tener claro desde un inicio si uno es el número diez o que número de camiseta le toca en el equipo. Decidirse a emprender no es como decidir que cenar esta noche. Es una decisión mucho más seria que afectará nuestras finanzas, nuestra vida en familia y nuestro tiempo en general, entre otras muchas cosas. ¿Será que al ser impulsivos nos metemos en cosas que no entendemos al cien por ciento sin medir consecuencias?  ¿Es tan disfuncional nuestra mente que pensamos que pasar de una idea en la cabeza a ejecutarla es algo tan simple que no amerita planeamiento?¿Será que el orgullo distorsiona nuestra visión de las cosas y de las circunstancias?

No es pecado querer ser el líder así como tampoco es pecado no serlo, sin embargo si considero grave no entender a qué se está jugando, cuál es el plan para llegar a ser campeones y por ende entender cuál es nuestro rol y nuestro aporte, antes de iniciar un emprendimiento.


Como dice un buen amigo: Todo se puede pero es mejor si lo hacemos juntos.

Dario Morales
30 marzo 2016
Guatemala

2 comentarios:

  1. Mucho agradezco Darío que me dejarás un comentario, pues me cuesta encontrar los blogs de cada uno.
    No todos podemos ser líderes, ni deberíamos desearlo, creo que uno es líder es porque los que le acompañan ven en esa persona una forma especial de ver las cosas que les atrae. Ojalá sea siempre para un bien común y no una mera manera de aprovecharse de esos dones que tiene para beneficio propio.
    Gracias por quedarte a mi lado
    Un saludo desde Valencia

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura que para llegar a lucir la camiseta # 10, primero se debe vestir la # 1, solo de esta forma, o en la mayoría de los casos cuando se vista la # 10 puede ser un gran lider.
    Emprender no es para todos, emprender es solo para ganadores, para las personas que tienen como objetivo ser mejor que ayer, y todos los días sacan su mejor "yo". Emprender es para las personas que saben que el único gran rival en la vida es uno mismo.
    Muchas personas van y vienen pero solo el que tiene la visión se queda (el lider) y su misión es salir adelante con los que logran ver un poquito, o talvez mucho de lo que su lider logra visualizar.
    El mejor lider es el lider de influencia pues tiene la capacidad de capturar a las mejores mentes.

    ResponderEliminar