sábado, 21 de mayo de 2016

Permanecer Atentos

    Una de las practicas que me han resultado más productivas en mi experiencia como administrador/emprendedor, ha sido la tarea de esforzarme por permanecer atento. Cuando practicamos el "permanecer atento" en todo momento, lo primero que te das cuenta es que la mayoría de las personas no lo hacen, y pues la verdad; no tengo material de expertos en la mente humana que me dé una luz clara del porque la mayoría de nosotros, una buena parte de nuestro tiempo; usamos un tipo de "piloto automático", donde los detalles no parecieran tener particular importancia.

Existe una frase anglosajona que traducida al español seria "el diablo está en los detalles" refiriéndose a que los errores generalmente ocurren por no prestar atención en los pequeños detalles de un proyecto.  Permanecer atento por lo general, se trata de una precaución para evitar el fracaso. ¿Le suena conocido cuando en un deporte cualquiera un equipo o un jugador de primer nivel fracasa por una desatención? Lo cual nos hace reflexionar en el grado de dificultar que conlleva esta disciplina de atención, aun entre profesionales acostumbrados a la exigencia de la alta competencia.

Permanecer atento como cualquier disciplina requiere de normas y constancia para asegurar efectividad y por ende un resultado satisfactorio. Las auditorias internacionales en temas de calidad se basan mayoritariamente en un concepto muy sencillo: El conocimiento y dominio de lo que se hace, lo cual debe estar documentado y con una locación fácilmente alcanzable.  En lo personal me ha funcionado muy bien el prepararme para los acontecimientos futuros, por ejemplo si tengo una reunión con algún cliente o posible inversionista, considero irresponsable de mi parte no hacer un buen esfuerzo por visualizar la posible escena y acorde a eso, preparar todo lo posiblemente necesario para salir bien librado.

En el mundo culinario se habla de hacer mise en place:  juntar y procesar los ingredientes y dejar todo listo para empezar el trabajo. Estas palabras en francés se refieren a establecimiento (de estar establecido) lo cual nos genera una posición de ventaja. Simplemente habla de tener un orden lógico en las cosas tanto de ingredientes y procesos de los mismos, como de organización mental. Es el mismo concepto de negocios que nos interesa en este caso: entender los flujos en las diferentes situaciones que enfrentamos a diario para mediante nuestra constante atención, movernos y desarrollarnos de forma ordenada, sin interrupciones y debido a una correcta estructuración; por lo cual estaremos atrayendo circunstancias a nuestro favor en todo momento.

Lograr un alto nivel de atención además esta intrínsecamente relacionado con SABER y saber es la obligación número uno de cualquier persona que practique la administración. Al hacer el sencillo ejercicio de crear una lista con posibles preguntas (cualquier persona en nuestro entorno pudiera hacernos en  referencia a nuestras funciones o nuestra empresa o proyecto) nos podríamos sorprender que esas preguntas no son demasiadas como para no manejarlas con propiedad, permitiéndonos lucir siempre en control. En el idioma ingles también se suele decir: Dios esta en los detalles. Permanecer atento en mi opinión es un reto personal: querer llegar a un alto nivel de profesionalismo donde no fallemos por una desatención.

¡Permanezcamos atentos, en control y con ventaja siempre!

Dario Morales
21 mayo 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario